Para continuar la tendencia a la baja, Ruiz llamó a la participación de todos los actores, incluidas las fundaciones, las organizaciones civiles y el sector privado, pensando “como país y no como sector”.

“Nos estamos quedando cortos en el análisis de las estadísticas”, apostilló la esposa del presidente Iván Duque, e instó a mejorar los sistemas de información y promover la industrialización y la innovación desde las regiones para dar oportunidades a aquellos jóvenes desempleados “que perdieron su momento”.

“Quizás el mayor aporte de los jóvenes sea desarrollar su potencial de innovación en los servicios sociales”, señaló.

La primera dama consideró que el reto de erradicar el hambre para 2030 no solo está ligado a la nutrición, sino también al resto de los Objetivos de Desarrollo Sostenible aprobados por la comunidad internacional en 2015.

Desde esa visión más amplia, subrayó la importancia de erradicar los cultivos ilícitos en Colombia y sustituirlos por otros productivos para aumentar la disponibilidad de alimentos, al igual que reforestar y proteger el ambiente con el fin de incrementar la resiliencia frente al cambio climático.