‘La negociación’, el documental que Álvaro Uribe no quiere que vean los colombianos

‘La negociación’, el documental que Álvaro Uribe no quiere que vean los colombianos

Las críticas del senador y expresidente ponen en riesgo la exhibición de la película de Margarita Martínez sobre el acuerdo de paz con las FARC

“Le agradezco general, pues nunca usted había tenido un gesto conmigo”, le dice Iván Márquez, el jefe del equipo negociador de la guerrilla –hoy en paradero desconocido-, al militar en retiro Jorge Enrique Mora, luego de recibir de sus manos un documento durante una de las extensas jornadas de diálogos en La Habana. “Después de cuatro años parte de uno queda ahí, en la mesa”, le contesta Mora, quien llegó a ser comandante de las Fuerzas Militares, en un emotivo pasaje de La Negociación, el esperado documental de Margarita Martínez sobre el proceso de paz entre el Gobierno de Juan Manuel Santos(2010-2018) y las otrora Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), hoy desarmadas y convertidas en un partido político.

La Negociación, originalmente programado para exhibirse desde este jueves y a lo largo del fin de semana en las salas de cine colombianas, es “la historia íntima de las negociaciones y el ingreso de esta guerrilla a la vida civil”, en palabras de su directora. El último tercio del documental está dedicado en gran medida a la crisis que desató el inesperado triunfo del No en el plebiscito para aprobar los acuerdos, finalmente renegociados y refrendados por el Congreso, con el premio nobel de paz para Santos en el camino. “Hice este documental de cinco años de trabajo para contribuir al debate ciudadano, a dar información, contexto, sobre lo que yo vi y fui testigo”, relata Martínez en un diálogo telefónico desde un avión a punto de despegar para llevarla a Medellín, donde tenía programado este martes un conversatorio sobre la película.

Los enemigos se sentaron a discutir en La Habana. Pero dos años después de la firma del acuerdo, aunque se hayan silenciado los fusiles de las FARC, el clima de confrontación ideológica que provocó el proceso con la guerrilla más antigua de América no da tregua. El estreno de La Negociación se vio inesperadamente amenazado por la polémica que desató el expresidente Álvaro Uribe (2002-2010), el más feroz opositor a los diálogos, al atacar la película en una serie de mensajes en Twitter, dirigidos directamente a la empresa de exhibición. “Señores Cine Colombia: Faltan ustedes a la objetividad al facilitar que nos acusen al doctor Fernando Londoño y a mi persona de enemigos de la paz. Cuando el No ganó el plebiscito, propusimos modificar los acuerdos, no eliminarlos. El Gobierno desconoció el plebiscito en afrenta democrática”, escribió en uno de sus trinos el hoy senador. En un hecho sin precedentes en el país andino, la empresa dejó de vender las boletas para La negociación, aunque sin cancelación oficial de por medio, lo que provocó un fuerte movimiento contra una eventual censura.

Álvaro Uribe Vélez

@AlvaroUribeVel

Srs Cine Colombia:

Faltan uds a la objetividad al facilitar que nos acusen al dr Fernando Londoño y a mi persona d enemigos de la paz.

Cuando el No ganó el plebiscito propusimos modificar los acuerdos, no eliminarlos.

El Gbno desconoció el plebiscito en afrenta democrática.

5.293 personas están hablando de esto

Al uribismo, a juzgar por su andanada en las redes sociales, le molesta que el documental lo retrata como “enemigo” de un acuerdo al que siempre se opuso. En La Negociación, la voz del expresidente está presente en varios pasajes donde se muestran sus discursos, en la mayoría de los casos grabaciones de celular que circularon públicamente en su momento. También incluye la famosa declaración de Londoño, un exministro que representa los sectores más intransigentes del Centro Democrático, en la que llama a “hacer trizas ese maldito papel”, en referencia a los acuerdos de paz. El presidente Iván Duque, ahijado político de Uribe, ha prometido corregir aspectos puntuales sin llegar a destrozarlos.

La documentalista Martínez, una curtida periodista que comenzó su carrera cubriendo el fallido proceso de El Caguán, se declara perpleja por la molestia del exmandatario, pues no solo lo buscó muchas veces para que expusiera sus argumentos ante la cámara -invitaciones que amablemente declinó-, sino que este le abrió las puertas al archivo visual de su partido, el Centro Democrático. Muchas de las imágenes que aparecen de Uribe son grabadas por sus propios colaboradores, y él autorizó su uso.

Humberto de la Calle

@DeLaCalleHum

El documental es rigurosamente objetivo. Las opiniones en contra han sido registradas en la propia voz de los protagonistas. Hay que verlo y sería grave que se censurara

2.826 personas están hablando de esto

Al final, la película, que ha estado precedida por una fuerte campaña de promoción, se vio cobijada por una ola de solidaridad. El lema #IréAVerLaNegociacion se convirtió en la principal tendencia en redes sociales, diversas figuras públicas se manifestaron y al atardecer las entradas estaban de nuevo disponibles. “El documental es rigurosamente objetivo. Las opiniones en contra han sido registradas en la propia voz de los protagonistas. Hay que verlo y sería grave que se censurara”, opinó Humberto de La Calle, el jefe del equipo negociador del Gobierno. Cine Colombia aclaró en un comunicado que La Negociación se proyectará “tal como estaba previsto en la programación inicial”, de jueves a domingo. “Yo estoy dispuesta a dar todos los debates democráticos, pero no a que me censuren”, zanja Martínez.

EL PAÍS

administrador
ADMINISTRATOR
PERFIL

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cancelar respuesta

Noticias Relacionadas