Italia lidera la oposición al respaldo a Guaidó en la UE

Italia lidera la oposición al respaldo a Guaidó en la UE

Austria y Grecia también expresan sus recelos a un reconocimiento del líder de la Asamblea Nacional

A dos días para que venza el plazo que España, Francia, Alemania o Reino Unido dieron a Nicolás Maduro para convocar elecciones, la Unión Europea sigue sin dar una respuesta conjunta sobre el reconocimiento del líder de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó. A pesar de sacar adelante la creación de un equipo facilitador, la posición de la UE se ha quedado enquistada en la demanda de unas nuevas elecciones. Los intentos de ir un paso más allá para aceptar a Guaidó se han dado de bruces con la oposición de un grupo de países, en especial Italia.

Si no hay un vuelco inmediato en Caracas, Juan Guaidó será el lunes el presidente interino de Venezuela para varios Estados de la UE. Para otros, seguirá siéndolo de facto Maduro, aunque lo den por finiquitado al haber rechazado la validez de las últimas elecciones. La carpeta de Venezuela ocupó el grueso de la reunión informal de ministros de Exteriores de Bucarest, pero la UE solo avanzó en la creación de un grupo que favorezca unos nuevos comicios en el plazo de tres meses.

A pesar de que una mayoría de países se inclina por seguir los pasos de España y Alemania, otros siguen considerando que no pueden aceptar directamente a Guaidó. “Austria y muchos otros países reconocen países, no gobiernos”, resumió la ministra para Asuntos Europeos y Exteriores de Austria, Karin Kneissl.

Los países del Norte trataron de buscar una fórmula que permitiera a la UE ir más allá su posición conjunta respecto a la crisis venezolana. Según fuentes diplomáticas, Suecia puso sobre la mesa una propuesta en la que no se empleaba la palabra el verbo “recognize” sino “acknowledge”. Esa fórmula conciliadora que expresaba que la UE “tomaba nota” de la situación se topó, de nuevo, con el rechazo de Roma.

El vicepresidente del Gobierno italiano y líder del M5S, Luigi di Maio, defendió el viernes su negativa al considerar que Guaidó “no ha sido elegido por el pueblo”. “El cambio lo deciden los ciudadanos venezolanos”, agregó en unas declaraciones recogidas por Efe en las que recordó que tampoco aceptan a Maduro.

Desde que el líder de la Asamblea Nacional se proclamara presidente de Venezuela, Italia ha rechazado cualquier fórmula que supusiera su reconocimiento, aunque fuera de forma tácita. No ha sido, no obstante, el único país que ha mostrado sus reticencias a la hora de fraguar una posición conjunta de la UE.

Hungría se une a las demandas de reconocimiento

Austria, Grecia y Eslovaquia también expresaron objeciones a reconocer a Guaidó. “No queremos que Venezuela se convierta en otra Libia en América del Sur”, afirmó el ministerio de Exteriores griego en un comunicado esta semana, coincidiendo con otro de los argumentos esgrimidos por Italia. Hungría, en cambio, dejó atrás sus recelos después de que el jueves el líder del PP, Pablo Casado, llamara al primer ministro Viktor Orbán, según el propio Ejecutivo, que pidió al resto de socios que acaten la presidencia interina de Guaidó.

La Alta Representante de Asuntos Exteriores de la UE, Federica Mogherini, puso el foco en el marco que de momento han sido capaces de acordar los líderes europeos. “Los embajadores no acudieron a la inauguración del nuevo mandato de Maduro”, sostuvo Mogherini, quien añadió: “Nosotros apoyamos el papel de la institución legitimada, la Asamblea Nacional, y de su presidente”. Sin embargo, la ministra austriaca expuso el salto que no quieren dar algunos países. “Hemos expresado nuestro apoyo al presidente de la Asamblea Nacional. No quiero ser muy legalista pero, para ser precisa, no reconocemos parlamentos”, sostuvo.

A esas objeciones su unieron las dudas de algunos países que temían que la UE pudiera entrometerse de un asunto que es competencia de los países. No es la Unión Europea quien lo reconoce [al presidente], sino los Estados miembros”, sostuvo el viceministro eslovaco, Miroslav Lajcak.

“Hay algunos países, dos, que tienen sus reticencias”, admitió el ministro de Exteriores español, Josep Borrell, quien aun así señaló que la posición de España “es la que van a tomar otros países”. Con la pelota en el tejado de cada capital, fuentes comunitarias afirmaron que varios estados se unirán el lunes a España, Francia, Alemania y Reino Unido. Entre otros, indican, en esa dinámica podrían entrar Portugal, Hungría, Holanda, Bélgica o Dinamarca.

PREPARATIVOS PARA EL GRUPO DE CONTACTO

Con el frente del reconocimiento atascado, la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, decidió seguir avanzando en otro más despejado: el del grupo de contacto. Mogherini explicó que durante la madrugada del viernes siguieron los contactos con varios países de América Latina para “la preparación” de la primera reunión del “grupo internacional” de contacto, que debe servir para favorecer las elecciones en Venezuela y que se prevé que pueda reunirse la semana que viene.

EL PAÍS

administrador
ADMINISTRATOR
PERFIL

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cancelar respuesta

Noticias Relacionadas