El agro, la nueva forma de vida de José Alberto Vélez

El agro, la nueva forma de vida de José Alberto Vélez

Quien fuera un destacado líder de Colombia, cuenta a qué se dedica tras su retiro de Argos en 2016.

José Alberto Vélez dejó hace tres años la presidencia del Grupo Argos, pero no ha renunciado a ser empresario. La diferencia es que ahora lo hace como agricultor, es decir que sus jornadas diarias transcurren en el campo y no en reuniones con connotados hombres de negocios.

Usted fue presidente de Suramericana y Argos y uno de los principales líderes empresariales del país, ¿qué está haciendo ahora?

Termino el periplo empresarial en marzo de 2016. Tomé un avión y me fui a hacer un curso en Stanford. Regresé, y a las pocas semanas recibí una llamada de Planeta, en la cual me invitan a hacer un libro. Lo terminé hacia finales de 2017, se llama Crecer con Audacia, y es sobre la transformación de Argos. Valía la pena que quedara alguna memoria escrita.

¿Cuántos años estuvo vinculado al Grupo Antioqueño?

Treinta y tres. En el proceso de definir qué hacer, descarté varias opciones y escogí la agricultura. Empecé a estudiar y monté un cultivo de palma. Voy todos los meses, le doy vuelta, tengo un agrónomo, miro todas las cosas, genero 32 empleos directos. Estoy feliz.

¿Aguacate también?

Un par de años antes de jubilarme, apareció la posibilidad de invertir en un cultivo de aguacate. Es un grupo de varias sociedades alrededor de una marca, Cartama, y de una comercializadora. que es la principal exportadora de aguacate hass hoy en Colombia. Es una cifra pequeña, pero para el tamaño del negocio es una participación importante: 20% de las exportaciones.

¿Hay futuro para el agro?

En Colombia nos hemos dedicado más al tema ganadero que al agrícola. Es una manera más fácil de mantener la propiedad de la tierra, menos costosa.

Fuimos perdiendo la educación en temas del agro y dejamos la agronomía como una carrera poco importante. Ninguna de las universidades privadas sobresalientes tiene carreras de agro, para un sector que es vital.

¿Cómo es arrancar de cero?

Los retos siempre me han gustado, no hay nada fácil. Me apoyé mucho en personas que saben, el agrónomo y algo de criterio propio. Hoy es un cultivo de mostrar.

¿Es posible hacer empresa en el campo de manera decente y rentable?

Creo que sí. Siempre hemos pensado que este es un país con una riqueza natural. Pero tenemos muy pocas zonas de suelos buenos. Hay que definir cuáles son aquellos cultivos donde existen ventajas competitivas.

Y en el tema de tierras, para que campesinos hagan parte de la cadena productiva
con grandes capitales…

Es posible. Carlos Murgas, en María la Baja, ha promovido un esquema que involucra a parceleros. Se ha venido haciendo en otras regiones.

Conozco un hombre que ya no tiene su parcelita inicial, sino veinte hectáreas. Sacó el año antepasado 700 toneladas, le quedaron $120 millones. Ese es el campesino que yo quiero ver en Colombia.

En nuestro grupo de aguacate, en 2017 se exportaron US$11 millones, la gran mayoría a Inglaterra. Buena parte de esa producción es de pequeños productores.

¿Qué responsabilidad le cabe al sector privado?

¡Qué sería de un país sin sector privado! Volveríamos a una economía como las que ya hubo en el mundo, totalmente estatizada, eso no funciona. Tiene que existir el sector privado formal de grandes, medianas y pequeñas empresas.

A veces el sector privado se asocia a cuatro o cinco grupos empresariales; no, el sector privado es la tienda de barrio, del señor que vive en la parte de arriba y abajo tiene una tiendita.

Todo el aparato estatal está diseñado para generar desde los tres poderes estabilidad a ese país compuesto por ciudadanos, propietarios y productores.

Hay que buscar ante todo la formalización. Una de las cosas fatales es el nivel de informalidad. Ello tiene mil razones, deseos de evadir, excesos de normas.

¿Cuál es el incentivo para formalizarse?

Ese es el punto. Que te vaya mejor, que si te formalizas no te llenen de cargas impositivas. Todos tienen que tributar, con proporciones adecuadas. Lo mismo con los prediales, que todo el mundo pague, así sea poco, pero que pague.

¿Qué responsabilidad tiene el empresario de proteger las instituciones y las compañías para que no queden en manos de mafiosos?

La segunda mitad de los 80 y en la primera mitad de los 90, fue el punto más álgido de la era de Pablo Escobar. Hubo atentados contra empresarios como Adolfo Arango y Darío Múnera, pero en un acto valeroso ninguno tomó la decisión de decir “yo me retiro y me voy para otra parte”.

Todos siguieron al frente de las compañías, sin ser dueños, defendiendo ese patrimonio.
Vienen unos embates muy fuertes que se simbolizan en tres casos. Uno, Everfit. Mafiosos empiezan a comprar acciones a través de compañías de bolsa que no tenían escrúpulos. También empezaron a comprar Proleche y el hotel Meliá de Pereira. Recuerdo que el presidente Gaviria llamó a Nicanor y le dijo “ayúdenos a que no quede en manos de la mafia”. Hubo un grupo de empresas que compraron el hotel, no porque fuera la mejor inversión, sino para salvar la compañía.

Nombres de empresas que están ayudando a transformar el país…

Daabon, empresa agroindustrial, con sede en Santa Marta, oficinas en los cinco continentes, inversiones en logística, puertos, zonas francas, palma, banano y café. En palma han llegado a un nivel de sofisticación que les permite extraer componentes básicos para la fabricación de jabones y cosméticos.

El 25% de su industria palmera es orgánica y las prácticas ambientales son de primer nivel.

Otra es Premex, una empresa familiar mediana. Empezaron hace 40 años haciendo vitaminas y productos para concentrados para animales. Hoy están en vitaminas de humanos a un nivel de investigación sofisticadísimo. Otra es la Fazenda, transformando las posibilidades de la altillanura colombiana.

¿Disfruta más sin corbata y poniéndose el sombrero todas las mañanas?

Definitivamente cambié el clóset, tengo más camisas de manga corta y sombreros. Guardé dos o tres corbatas, el resto las regalé.

Jaime Bermúdez
Especial para Portafolio

PORTAFOLIO

administrador
ADMINISTRATOR
PERFIL

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cancelar respuesta

Noticias Relacionadas