Andrea Agnelli y Deniz Akalin conquistaron a Cristiano y Georgina con su carisma

Andrea Agnelli y Deniz Akalin conquistaron a Cristiano y Georgina con su carisma

La mujer del presidente de la Juventus mostró una gran afinidad con la modelo jacetana durante la negociación

John, Lapo y Andrea son hoy los principales nombres de la familia Agnelli, una dinastía siempre envuelta por la fascinación del poder, el glamur, las mujeres, el drama de la muerte y, como telón de fondo, el imperio FIAT. Junto a John, Lapo y Andrea hay también otros primos y parientes con poder en los más diversos campos: desde las finanzas al deporte, la publicidad o la moda. Se decía que de los tres herederos más conocidos, el menos brillante y más tímido era Andrea, pero ha demostrado ser el más determinado, en el campo profesional y privado: hoy es el más popular de los Agnelli, porque ha dado lo que en Turín llaman el «golpe del siglo», al hacer realidad el sueño de los tifosi de la Juventus, convirtiendo a Cristiano Ronaldo en el símbolo del equipo con más seguidores de Italia, el club centenario con el que se identifica a la familia Agnelli desde 1923.

Referencia de la dinastía, al que aún se le sigue recordando, fue Gianni Agnelli (Turín, 1921-2003) popularmente conocido como el «Avvocato», admirado en todo mundo, considerado un monarca sin corona. Gianni Agnelli, que según su hermana Susanna había leído un solo libro en su vida -«El viejo y el mar», de Ernest Hemingway-, nunca pudo entender que su hijo Edoardo fuera un estudioso del Islam, un intelectual, una persona sentimental y un gran viajero que se perdía en sus paraísos artificiales. Acabó suicidándose. El heredero designado del «Avvocato» fue su nieto John Elkann (Nueva York, 1976), presidente de FIAT Chrysler Automobiles (FCA) y de Exor, un conglomerado de sociedades en las que los Agnelli tienen sus inversiones: «The Economist», la Juventus, FCA, PartnerRe, Welltec, Bancaleonardo, entre otras. El hermano menor de John, Lapo (Nueva York, 1977), empresario de talento, es el personaje díscolo de la familia, protagonista de algún que otro escándalo.

A espaldas de John y Lapo se situaba siempre a Andrea Agnelli (Turín, 1975), hijo de Umberto Agnelli, desde el 2010 presidente de la Juventus. Es el cuarto Agnelli en la presidencia, tras su abuelo Edoardo, su tío Gianni (el «Avvocato») y su padre Umberto. Lo acusaban de ser solo un rico vicioso, pero ha demostrado ser un buen gestor al refundar la sociedad. Se hizo cargo de un club en sus horas más bajas, con una deuda de 90 millones de euros, y desde el segundo año ha encadenado una serie de éxitos deportivos, logrando además que el balance económico del club sea hoy positivo.

Lío de faldas

La imagen de seriedad que da Andrea Agnelli se rompió en parte en 2015, con un lío de faldas. Perdió la cabeza por la mujer de su mejor amigo y se separó de su mujer, la británica Emma Winter, con la que tiene dos hijos, Giacomo y Baya. Cuando Andrea fue elegido presidente llamó a su lado, como responsable del área comercial, a su íntimo amigo Francesco Calvo, casado con Deniz Akalin, exmodelo turca de 35 años, con la que tenía una niña. La bella Deniz desencadenó la pasión del presidente juventino y su amigo Francesco Calvo, despechado, se marchó a Barcelona como directivo del club catalán.

Andrea y Deniz tienen una niña y esperan un segundo hijo. Ella lo acompaña a todas partes. Así ocurrió cuando Andrea acudió a Grecia el pasado martes para concluir la conquista del campeón portugués. El artífice de la operación fue el presidente Juventino, porque supo cortejar ad Ronaldo. Dicen que la turca Deniz supo conquistar también con su simpatía a Georgina, bajo el cielo del Peloponeso.

ABC

administrador
ADMINISTRATOR
PERFIL

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cancelar respuesta

Noticias Relacionadas